INVIRTIENDO EN INNOVACIÓN

Dueñez® Empresaria

Carlos A. Dumois.


No es fácil desaprender cuando queremos crear valor de nuevas maneras.

Hoy volvimos a reunirnos los miembros del Comité de Innovación del Consejo de Administración de este grupo de la Ciudad de México. Éste es un equipo conformado principalmente por ejecutivos de la empresa y un par de consejeros externos. Revisamos el avance de los procesos y proyectos de innovación que hemos emprendido en esta organización, que son muchos.

Hablamos de una serie de asuntos: nuevos productos y servicios, nuevos mercados, grandes procesos de optimización, varias compañías que estamos estudiando adquirir, proyectos de comercio electrónico, nuevas estructuras en la organización para realizar trabajos de innovación, esfuerzos de generación de información comercial y financiera sobre nuevos emprendimientos, contratación de gente clave para temas innovadores, nuevos negocios, etcétera. ¡Vaya que esta empresa está apostándole a la innovación!

Uno de los temas más candentes en la reunión versó sobre las alternativas de creación de valor a través de la compra de otros negocios en marcha. No es un tema sencillo. Todavía hoy la gran mayoría de las compañías que realizan adquisiciones de empresas terminan destruyendo valor. ¿Cómo aprender a convertirnos en una organización que crezca en valor con base en adquisiciones?

Hay una serie de condiciones importantes que cumplir para lograrlo. Se requiere de toda una cultura organizacional de avanzada, staffespecializado, una estrategia clara de adquisición de empresas, prácticas de negocio enfocadas, velocidad para identificar y evaluar oportunidades, talento organizacional para negociar, sistemas de filtros de iniciativas, equipos expertos en valuación y evaluación de negocios, capacidad de retener y absorber talento de las empresas adquiridas, procesos de integración bien manejados. Sí que son muchos los aprendizajes para crear valor comprando otras compañías.

Una de las cosas que concluimos es que tenemos que observar qué han hecho bien las pocas corporaciones que han tenido éxito creando valor a través de adquisiciones.

Después de analizar todas estas iniciativas y proyectos, nos dimos cuenta de que esta empresa necesita, como muchas, encontrar nuevas avenidas de creación de valor. El crecimiento orgánico aumentando las operaciones con los productos y mercados existentes no parece ser una cancha eterna y algún día tocará sus límites.

Vimos también que son muchas las alternativas que se han generado y se están contemplando, pero entre todas ellas tenemos que encontrar cuáles serán las más relevantes. Serán muy pocas, pero seguro serán muy grandes, muy rentables y cabalmente estratégicas. Hay que orquestar todo un sistema de búsqueda para encontrar sólo unas pocas que valdrán la pena. Así es esto de la innovación, muchos disparos, pocas piezas que valen la pena.

Necesitaremos también reforzar el equipo de trabajo. En el Comité mismo tal vez nos hagan falta un par de empresarios innovadores que nos compartan sus experiencias.

Las próximas reuniones las diseñaremos con base en las grandes preguntas que hemos de contestar. Algunos de los jóvenes ejecutivos vendrán a exponernos sus ideas e indagaciones.

Después de toda esta revisión de sus procesos de innovación, quedó en el aire una gran incógnita: ¿están preparados los dueños de esta empresa para aprender a crear valor a través de la innovación y de adquisiciones de otros negocios? ¿Coinciden suficientemente en criterios de inversión, diversificación, manejo de riesgos, alianzas y sociedades? ¿Sabrán asumir los errores naturales que en estos procesos siempre ocurren, algunos de ellos de alto costo? ¿Cuentan con mecanismos decisorios ágiles y efectivos para hacer inversiones en negocios no tan conocidos por ellos?

Éstas y muchas preguntas más surgen cuando nos decidimos a descubrir nuevas lógicas de creación de valor. Los riesgos son muchos. La promesa atrae. Quedarnos donde estamos sin duda nos estancará algún día. Las familias empresarias realmente demuestran serlo cuando son capaces de desarrollar nuevos caminos de generación de riqueza.

 


c_dumois@cedem.com.mx
www.cedem.com.mx
Carlos A. Dumois es Presidente y Consultor de CEDEM.
“Dueñez®” es una marca registrada por Carlos A. Dumois.

No olvides disfrutar de nuestra serie de webinars Dueñez en Tiempos de Incertidumbre, haciendo click aquí.